Noticias

Previo al Día Internacional de la Mujer, el Cabildo de Guadalupe reconoció a mujeres destacadas en la función pública y en la política de Nuevo León y del país, además de instituir la Presea “María Elena Chapa” para reconocer el ejemplo y liderazgo de aquellas que trabajan en pro de la igualdad de género.

En Sesión Solemne, la Alcaldesa Cristina Díaz Salazar encabezó el reconocimiento a María Elena Chapa Hernández, por su labor en favor de los derechos de la mujer durante toda su trayectoria política.

Igualmente, se hicieron dos reconocimientos post mortem a Libertad Leal Zapata, primer Jueza y Magistrada del Tribunal Superior de Justicia en la entidad, representada por su hijo Raymundo Elizondo Leal, así como un minuto de aplausos en honor a Margarita del Refugio García Flores, impulsora del voto de la mujer en México.

El legado de estas tres nuevoleonesas, ejemplo de liderazgo en acciones por igualar la condición entre hombres y mujeres, fue enaltecido por las autoridades municipales.

“María Elena ha recibido medallas y reconocimientos en Derechos Humanos, en el Tribunal electoral del Poder Judicial de la Federación, en la Asociación Mexicana de Empresarias, que reconocen su valía y haber establecido la Presea María Elena Chapa es reconocer en vida a quien lo merece”, aseguró Díaz Salazar.

Dicha presea se otorgará por primera ocasión el próximo 20 de Abril a las mujeres que destacan por su labor y lucha por la paridad de género, tras la decisión de un jurado seleccionador de las candidatas a recibirla.

Por su parte, María Elena Chapa subrayó el avance logrado en México para que se reconozca en lo constitucional la paridad.

“El gran logro fue en julio de 2019, cuando por unanimidad la Cámara de Senadores y de Diputados lo aprobaron, ya la paridad es una garantía de protección para las mujeres, es una norma constitucional, es una regla procedimental 50-50”, aseguró Chapa.

Lo calificó como un acto de justicia, porque el mismo derecho tiene la mujer y el hombre de ocupar un cargo de elección popular, porque las mujeres como personas, tienen derechos.