Noticias

Las organizaciones de salud mundiales y nacionales incentivan y promueven actividades informativas acerca de las enfermedades y el comportamiento ligado al suicidio para reducir el número de muertes por suicidio. Se hacen esfuerzos simultáneos en erradicar los mitos acerca del suicidio en la población.

 

El suicidio es una de las 20 principales causas de muerte en el mundo y sus víctimas no tienen un rango de edad. Por cada suicidio que se comete aproximadamente 135 personas se ven afectadas de algún modo (emocional o físico), además, por cada suicidio registrado se presentan 25 personas relacionadas a la víctima intentando suicidarse y muchas más con ideación suicida, de acuerdo con la Asociación Internacional para la Prevención del Suicidio.

 

El pasado 10 de diciembre se llevó a cabo la segunda Plática de Prevención del Suicidio organizada por el personal del Instituto Municipal de la Mujer de Guadalupe por medio de la plataforma de ZOOM. Esta plática se llevó a cabo a raíz de las alarmantes estadísticas difundidas por la Secretaría de Salud la cual reporta 2,130 suicidios entre enero y junio de este año. La dependencia federal también dio a conocer que en el primer semestre de 2020 hubo 3,665 intentos de suicidio. Alertó de que la tasa de suicidios en México ha aumentado desde 2008.

 

La plática fue impartida por la Lic. Gabriela Medina Ariceaga la cual compartió con las y los participantes algunos factores de riesgo como lo son los padecimientos mentales, principalmente la depresión y los trastornos por consumo de alcohol, el abuso de sustancias, la violencia, las sensaciones de pérdida y diversos entornos culturales y sociales constituyen importantes factores de riesgo.

 

Al finalizar la plática las y los participantes lograron adquirir herramientas teórico-prácticas para la identificación y prevención del suicidio como las siguientes:

 

El primer paso es eliminar los mitos acerca del suicidio en la población. La máxima institución de salud del México puntea algunas ideas que surgen cuando se habla de las conductas suicidas:

 

  1. Las personas que hablan de suicidarse sólo quieren llamar la atención

Esta idea es falsa, cuando alguien dice que quiere acabar con su vida debe tomarse en serio. Acudir con especialistas, acercarse a la persona, conocer lo que acontece en su vida y estar atento a su comportamiento y sus acciones.

 

  1. La persona suicida tiene que “echarle ganas”

Seguramente lo más sencillo es pensar que las personas que tienen conductas suicidas tienen la capacidad de seguir adelante o sobreponerse al sufrimiento, pero la realidad es que las emociones negativas que experimentan no son voluntarias y su fuerza de voluntad no es suficiente para sentirse mejor. La salud mental requiere de atención médica.

 

  1. Todos los suicidas son desequilibrados mentales

Ni están locos, ni tienen trastornos mentales. Cualquier persona puede ser víctima de enfermedades depresivas que alteren su estabilidad emocional y que provoquen pensamientos suicidas. Todo desorden emocional es tratable debido a que las facultades mentales están íntegras.

 

La información oportuna acerca de las causas, las señales y las realidades del suicidio puede prevenir que en el mundo sigan muriendo miles de personas por esta causa.